ANDAR ES UN PLACER

Publicado en 16 Febrero 2013

Andar-es-un-placer-4095.JPG

A decir verdad, mi vida ha transcurrido al límite del sedentarismo, pues de niña, casi hasta mi adolescencia, tenía pocas amigas y pasaba la mayor parte de mi tiempo libre en casa, disfrutando de la compañía de mi abuelo materno "Fili" (Filiberto).

Escuchaba la radio, leía o simplemente le hacía compañía.

Mi abuelo escribía poesías, dibujaba diseños.... y fumaba, fumaba muchísimo.

Con el paso del tiempo las cosas no han cambiado demasiado, aunque mi trabajo me ha obligado a mantenerme físicamente activa, nunca me he inclinado por la práctica de ningún deporte.

Hace unos meses tuve que someterme a una intervención cardiaca. ¡Y mira por donde, las cosas han tenido que cambiar!

Por prescripción facultativa, si quiero recuperarme, debo hacer cualquier tipo de ejercicio, de forma continuada y sin límite, por lo que he tenido que "ponerme las pilas" y empezar a caminar, (lo más fácil y socorrido)

Se me han planteado tres dilemas:

1º ¿A qué hora del día?

- En invierno por la mañana, cerca del mediodía.

2º ¿Cuánto tiempo?

- Sin límite, según el cirujano y aumentando progresivamente.

3º ¿Por dónde camino?

- Me he inclinado por el Antiguo Cauce del Río Túria. Auténtico pulmón de la ciudad.

Andar-es-un-placer-4047.JPG

He podido descubrir que se trata de un gimnasio al aire libre, sin contaminación, rodeado de Naturaleza, plantas, césped, árboles, agua...

Andar-es-un-placer-4052.JPG

Andar-es-un-placer-4056.JPG

 


Es un gimnasio por el que no hay que pagar cuota alguna por su disfrute, no existen horarios y no hay monitores imponiéndote disciplina.

Yo me dedico simplemente a andar a paso ligero, SOLA, (importante para mí) a pensar, escuchar música, o si me apetece me siento un rato a leer al sol, o hago gimnasia en los aparatos destinados a ese fin, que se encuentran durante el recorrido.

Andar-es-un-placer-4044.JPG


La ausencia de semáforos y el silencio, son dos ventajas añadidas.

Actualmente y teniendo en cuenta que estamos en invierno, la vegetación es impresionante, se alternan los árboles de hoja caduca con los de hoja perenne y los autóctonos, con los exóticos.

Andar-es-un-placer 4043

Andar-es-un-placer 4050

También animan el recorrido algunas esculturas, de diseño bastante poco afortunado (a mi parecer).

Andar-es-un-placer-4063.JPG

 

Andar-es-un-placer-4064.JPG

Aquí se conserva tallada en piedra, la pechina que da nombre al Paseo que transcurre paralelamente al cauce.

Andar-es-un-placer-4097.JPG

Andar-es-un-placer-4129.JPG

Durante este tramo del Paseo de la Pechina, puedo observar esta  casa donde viví mi infancia y adolescencia, lo que trae a mi memoria numerosos recuerdos, buenos algunos y no tan buenos otros.

En fin, el Antiguo Cauce del río Túria es un auténtico pulmón para la ciudad y una medicina para mi corazón.

Andar-es-un-placer-4060.JPG

Escrito por estrela

Etiquetado en #Artículos

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post